Heraldo de Aragón

DENTRO Y FUERA, EN LA CASA Y EN EL CAMPO, EL LIENZO SE SERENA Y VISTE DE QUIETUD NO USADA (1997)

“Dentro y fuera, en la casa y en el campo, el lienzo se serena y viste de quietud no usada. Todo parece próximo, aunque la protagonista no se vea nunca, como si ella acabase de irse y lo mantuviese todavía en el recuerdo. O quisiera ofrecerlo, dejarlo para otros ojos, tranquilo, silencioso e inmóvil en sus rectas, sólo animadas por curvas suaves” (…)

“En casos como en éste, el visitante cree participar al modo del invitado a quien se enseña la vivienda o se muestran fotografías de un viaje cercano. “(…)

“No se exalta, pero admite golpes de luz como la nota anaranjada del Rincón de tertulias o los extremos de Habitación oscura y del Adiós al fuego.”(…)

“Aunque haya exteriores, humanizados por la arquitectura, (…) domina el número y el espíritu de los interiores, varios de los cuales participan (…) de ese carácter “vivo” del que hablaba Matisse, cuya base reside en las iluminaciones.” (…)

(…) “la mayor parte, por no decir la totalidad, se mueven en un tono intimista, de lo que permanece al alcance de la mano, propicio a los matices dentro de una cuidada pulcritud y orden. La ausencia de personajes en el relato no impide cierto talante de autobiografía concreta. El entorno de las personas, al fin y al cabo, nos dice muchas veces tanto o más que su figura y hasta su rostro.”

Ángel Azpeitia, Heraldo de Aragón, 15 de mayo de 1997

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>